junio 20 2016 0comment

Por qué necesita la economía más emprendedores

 

Entrepreneur-Emprendedor. Fuente: entrepreneur.com

Los emprendedores son considerados en muchos países como activos nacionales que deben ser cultivados, motivados e incentivados adecuadamente, ya que son figuras que pueden cambiar la forma en que vivimos y trabajamos. Si tienen éxito, sus innovaciones pueden mejorar incluso nuestro nivel de vida. En resumen, además de la creación de riqueza de sus proyectos empresariales, también crean puestos de trabajo e incluso condiciones propicias para avanzar hacia una sociedad más próspera.

En los siguientes puntos describiremos la importancia de los emprendedores para la economía y la sociedad:

Los emprendedores crean nuevas empresas

Son individuos que rompen con las ofertas tradicionales existentes, en forma de nuevos productos y servicios, que dan lugar a la creación de nuevos puestos y que en ocasiones produce un efecto de cascada o círculo virtuoso en la economía. Y la estimulación a empresas o sectores que apoyan dichas nuevas empresas crean un desarrollo económico aún mayor.

Por ejemplo, el sector de las TIs en India. Fueron unas pocas empresas las que fundaron la industria en la década de los 90 centrándose en la programación. Pronto la industria se aceleró dominado por sus propios programadores. Pero lo más importante, millones de otros sectores se beneficiaron de ella.

Las empresas de las industrias conexas, como las operadoras de centros de llamadas, empresas de mantenimiento de redes y proveedores de hardware florecieron y los centros de enseñanza y formación comenzaron a nutrir una nueva clase de trabajadores ofreciendo mejores empleos y  bien remunerados.

Del mismo modo, los futuros esfuerzos de desarrollo en los países subdesarrollados necesitarán el apoyo de una sólida logística, inversión de capital y una mano de obra cualificada. Y desde el programador altamente calificado hasta un diseñador de prendas en 3D, el emprendedor aporta beneficios a través de un amplio espectro de la economía.

Aportan a la renta nacional

Los nuevos proyectos empresariales generan literalmente nueva riqueza. Los negocios existentes pueden permanecer confinados en el ámbito de los mercados existentes y pueden alcanzar topes en términos de ingresos. Pero las nuevas y mejoradas ofertas, productos o tecnologías de los emprendedores permiten crear nuevos mercados en lo que desarrollarse y “nueva riqueza”.

Y el efecto cascada mencionado anteriormente, que conlleva un aumento del empleo y por lo tanto unos ingresos más altos, contribuye a mayores ingresos fiscales y posible aumento del gasto público. Estos ingresos podrían ser utilizados por el gobierno para invertir en sectores más desfavorecidos o en capital humano reciclando por ejemplo las habilidades de trabajadores para adaptarse a los sectores emergentes.

Steve Jobs. Apple. Fuente: entrepreneur.com

Los emprendedores fomentan el cambio social

A través de sus ofertas únicas de nuevos bienes y servicios, los emprendedores en ocasiones rompen con la tradición y apoyan la independencia de los sistemas y tecnologías obsoletas. En general, esto se traduce en una mejor calidad de vida y libertad económica.

Por ejemplo, el suministro de agua en una región con escasez de agua obliga a la gente a dejar de trabajar para recoger el agua de manera que  impacta directamente en su negocio, la productividad y los ingresos. Imaginemos una bomba innovadora de bajo coste que llena agua de forma automática. Tal instalación generará que las personas sean capaces de centrarse en sus puestos de trabajo sin preocuparse por necesidades básicas como el transporte de agua de manera que más tiempo para dedicarse al trabajo se reflejan en un crecimiento económico.

Pongamos un ejemplo más contemporáneo, los teléfonos inteligentes y aplicaciones que han revolucionado el trabajo y el juego en todo el mundo.

Por otra parte, la globalización de la tecnología implica que los emprendedores de los países menos desarrollados tienen acceso a las mismas herramientas que los de los países más ricos. Y si los primeros se aprovechan de la ventaja de un menor coste de vida en sus países, un joven empresario individual de un país subdesarrollado puede asumir el poder de los millones de euros que generan nuevos productos y servicios de un país desarrollado.

Desarrollan la sociedad

Los emprendedores alimentan regularmente las iniciativas empresariales de otras personas emprendedoras. También invierten en proyectos comunitarios y proporcionan apoyo financiero a organizaciones benéficas permitiendo un mayor desarrollo más allá de sus propias empresas.

Algunos emprendedores famosos, como Bill Gates, han utilizado su dinero para financiar causas, desde la educación hasta la salud pública. Las cualidades que hacen a uno emprendedor son las mismas cualidades que les motivan a seguir adelante y ayudar a otros.

Bill Gates, mayor emprendedor del siglo XXI. Fuente: https://goo.gl/g9eL2V

 

 

 

 

 

 

 

 

El papel de los organismos públicos

Las regulaciones juegan un papel crucial en el fomento del espíritu emprendedor pero la regulación requiere un acto de equilibrio por parte de la autoridad reguladora. El espíritu empresarial no regulado puede conducir a resultados sociales no deseados, incluidas las prácticas desleales de mercado o crisis financiera.

Los hallazgos de la Universidad de las Naciones Unidas indican por ejemplo las posibles implicaciones de la “sobre crianza” del espíritu emprendedor. Desde el centro se argumenta que “si bien las iniciativas empresariales pueden aumentar el crecimiento económico y el bienestar material, puede que no siempre resulten en mejoras del bienestar no material (o la felicidad)”.

Paradójicamente, un número significativamente alto de emprendedores puede dar lugar a una fuerte competencia y el escenario de tener demasiados empresarios/emprendedores  puede dar lugar a desigualdades de ingresos, de manera que los ciudadanos se sientan menos felices.

La línea del equilibrio

La adecuada interacción entre la iniciativa emprendedora y el desarrollo económico son el principal reto para los responsables políticos, los centros de desarrollo, empresarios y agentes de cambio. Pero creo que si entendemos las ventajas e inconvenientes desde un enfoque equilibrado, veremos que la iniciativa empresarial emprendedora nutre a la economía y a la sociedad dando como resultado un impacto positivo en ambas.

Siguenos en @idoiaiturbe o @globalikbg